Cómo distribuir un armario empotrado

Cómo distribuir un armario empotrado

Si estás pensando en reformar o instalar un armario nuevo seguro que te estás preguntando como distribuir un armario empotrado. Cuál es la forma más eficiente según la distribución del armario empotrado por dentro. En este artículo te vamos a dar algunas claves para conseguir la mejor distribución de tu armario o vestidor según tus necesidades.

Distribución de un armario de tres cuerpos con maletero, barra larga y barra corta

Tener un armario empotrado a medida en tu hogar es un lujo que debes aprovechar. Al contrario del resto de armarios, un armario empotrado aprovecha un hueco de obra por lo que no te quitará espacio en las habitaciones. Pero siempre surgen dudas a la hora de distribuir un armario empotrado. Pues todo dependerá del tipo de necesidad que tengas y que a lo largo de este artículo vamos a intentar darte la respuesta para conseguir la mejor distribución para tu armario. 

Diseña el interior de tu armario pensando en una distribución cómoda y práctica

Es cierto que, hoy en día, hay muchos accesorios y gadgets modernos para configurar el interior de tu armario empotrado pero… ¿realmente son necesarios? En principio te puede resultar un poco complicado saber cómo distribuir un armario empotrado. Para eso tienes que contar con especialistas, para que se adapten a tus necesidades y no lo configures perdiendo espacio que puede resultar muy necesario.  Tienes que pensar, en primer lugar, y como premisa indispensable para lograr la mejor distribución de tu armario, el uso principal que le vas a dar. No es lo mismo un armario para uso infantil, que para ropa de caballero de traje y corbata que una distribución para un armario empotrado para ropa del hogar.

Disposición principal del armario empotrado

Lo primero que debes hacer para distribuir tu armario empotrado es pensar en la disposición principal. Hoy en día la mayoría de los armarios se montan con puerta corredera por lo que lo habitual es incluir un módulo o cuerpo por cada puerta que tenga el armario (es decir, si tiene 3 puertas, tendrá 3 módulos interiores).  No conviene cuerpos de más de 1 metro de ancho, por dos motivos: las baldas se pueden curvar por el peso que se ponga encima y las puertas correderas, podrían resultar demasiado pesadas. Una vez decidido este aspecto ya podemos empezar a pensar cómo distribuir nuestro armario empotrado. La siguiente fase es elegir los elementos que incluirás en el armario: barras de colgar, cajoneras, zapateros, estantes y baldas. Ahora debes analizar el tipo de ropa que tienes para conseguir la distribución de tu armario según tus necesidades.

Baldas de un armario empotrado

En las baldas se apilan habitualmente camisetas y jerseys. En ocasiones también pantalones cualquier tipo de ropa que se pueda doblar. Pide a tu instalador que las baldas sean regulables en alturas y te deje el armario preparado por si en un futuro quieres cambiar la configuración de las mismas. Hay que tener en cuenta que para jerseys, camisetas o pantalones no conviene una altura superior a 30 o 40 cm o verás que tienes una torre de ropa ingobernable y que las prendas inferiores acaban siendo olvidadas por no mover toda la pila. Si vas a guardar, por ejemplo, mantas o ropa de casa, puedes pedir que dispongan las baldas con algo más de espacio, ya que esta ropa doblada ocupará algo más de sitio y no suele ser ropa que se meta y saque habitualmente.

Todo en orden

Barras para colgar la ropa

Otro habitual de la distribución de los armarios es la barra para colgar ropa. En este caso la utilizamos para guardar ropa que se arrugue fácilmente o que sea dificultosa de doblar. Camisas y chaquetas son un clásico, pero también pantalones o vestidos. A tener en cuenta la longitud de la ropa, si es ropa corta o ropa larga. Según el tamaño la distribución del armario variará y tendrás que dejar más o menos espacio. Si vas a tener dos zonas de barra puedes utilizar una para prendas cortas y otra para prendas largas, de esta forma evitarás perder espacio y aprovechar la zona de prendas cortas para poner una balda adicional o incluso dos barras (una abajo y otra más alta).

Cajoneras para armarios

Las cajoneras sirven, principalmente, para guardar prendas pequeñas: ropa íntima, calcetines, camisetas interiores, ropa de bebé… Dentro de los mismos puedes incluir algún separador u organizador que hará que el orden sea más efectivo, consiguiendo una óptima distribución de tu armario y no mezclando las prendas. Hay muchos tipos de cajoneras, incluso con frentes de cristal o tiradores, pero aconsejamos una cajonera sencilla sin tirador exterior, ya que el tirador ocupará espacio que al final resulta importante para optimizar al máximo. No recomendamos el uso de cajoneras para prendas grandes como camisetas, jerseys o ropa de casa, para eso mejor las baldas.

Zapateros de barras

Los zapateros se suelen disponer cuando se realiza la distribución del armario en la parte baja del mismo. Los hay cerrados tipo cajón que tiene como pro que aísla de posibles olores pero como contra que ocupa más espacio que un zapatero abierto. Nosotros solemos optar por una solución intermedia ya que solemos recomendar un hueco abierto pero con barras para colocar los zapatos. De esta forma ordenas y logras la mejor distribución en la parte baja de tu armario.

Maletero de armario

Si tu armario llega hasta el techo, que será lo habitual, o pasa de los dos metros de altura, lo normal es en la distribución de tu armario la parte superior sea para usar como maletero. En este espacio superior se suele guardar ropa que se va a dejar de utilizar durante un buen periodo de tiempo, maletas u otro tipo de objetos habitualmente voluminosos. Antiguamente los maleteros iban aparte, con sus puertas independientes, pero hoy en día es una parte más del armario. El maletero suele ser corrido e independiente de los módulos o cuerpos que comentábamos al inicio del artículo por lo que no pienses que si es un armario de 3 cuerpos tendrás tres partes de maletero. El maletero se dispone a lo largo de los cuerpos y no suele haber problema en cuanto a la longitud.

Algunas ideas más para la distribución de tu armario empotrado

Una vez repasados los elementos más habituales, también hay otros más modernos o inusuales que pueden ser necesarios o, simplemente, para darte un capricho:

·         CAMISERO:  Para guardar las camisas dobladas deberás disponer las baldas con una distancia de 20 centímetros para no apilar más de 3 camisas juntas. También existen las llamadas cajas camiseras.

·         PLANCHERO: Un gadget que incluirá la tabla de planchar dentro de tu armario. Estará oculta como si de un cajón se tratara y podrá ser, más o menos, del tamaño que sea el doble del fondo (irá plegada).

·         EXTRAÍBLE: Es cajoneras con módulos algo menos altas que una cajonera normal, para organizar joyas, bisutería o cinturones, por ejemplo.

·         BARRA HIDRÁULICA: La barra hidráulica se suele disponer en lo más alto del armario y dispone de un tirador para acercarla, es ideal para armarios de un cuerpo y con poco espacio.

·         CORBATERO: Como indica su nombre, el corbatero es un módulo con poco fondo para disponer las corbatas.

·         PANTALONERO: Es un accesorio extraíble para este tipo de prendas, para mantenerlas en orden y poder acceder a todas ellas sin problema.

Hasta aquí el artículo sobre cómo distribuir un armario empotrado. Si tienes alguna duda, quieres que te asesoremos o quieres pedir presupuesto puedes rellenar el formulario de contacto, llamarnos por teléfono (686 845 445) o escribirnos a nuestro email (carpinterosmadrid.top@gmail.com). 

Pide información sobre tu distribución a medida